¿Qué es la patria potestad?

patria potestad

Según muestra las estadísticas, los divorcios están aumentando en España. Por eso, conceptos como el de custodia compartida o patria potestad ¡Están en auge! Nuestros abogados, saben que es un tema muy delicado, debido a las implicaciones emocionales que tiene. Por ello, el contenido de este post será explicar todos y cada uno de los “secretos” que implica la patria potestad y custodia.

Realmente… ¿En qué consiste el concepto de patria potestad?

¡Muy fácil! Conjunto de derechos y obligaciones que tienen los padres con los hijos menores de edad no emancipados. La patria potestad la ejercen ambos progenitores, aunque si uno de los dos, está de acuerdo, puede actuar solo/a la otra parte.

Si hay desacuerdo entre ambas partes, siempre se puede acudir al juez. Éste escuchará a ambos y si el hijo/a es mayor de 12 años y presenta madurez, el Juez podrá también escuchar su parecer sobre con quién prefiere vivir. Quien decidirá siempre en caso de desacuerdo será el juez.

En el artículo 154 del código civil quedan recogidos los deberes que los progenitores asumen por la patria potestad (velar por sus hijos, tenerlos en compañía, alimentarlos, educarlos y procurarles una formación integral que le valga para desarrollarse por sí solo).

El interés de esta ley no persigue el interés del progenitor, sino que persigue el de los hijos/as. Las obligaciones terminan al cumplir la mayoría de edad, aunque hay excepciones (Se verán a continuación)

Derechos-Deberes de padres e hijos sobre la patria potestad

Una cosa debe quedar muy clara, todo va ir en beneficio del hijo o de la hija, por lo que los progenitores están en un segundo plano. Antes de avanzar, hay una cuestión que viene a raíz de esto y que queremos explicar

¿Cuáles son los principios de la patria potestad?

  • Función dual. Se configura como una función sujeta al padre y madre bajo la supervisión de la autoridad judicial
  • En ciertos casos, se permite actuar solo en uno de ellos, con el fin de agilizar todo el proceso.
  • Siempre se actúa bajo beneficio del hijo/a y respetando su personalidad. La regulación siempre va ir enfocada en este sentido. Los hijos tienen derecho a ser oídos por lo que su testimonio posee un carácter decisorio muy importante.
  • Se admite casos de intervención judicial para garantizar el interés del menor. La opinión del hijo/a el juez siempre la tendrá en cuenta.

Una vez aclarado esto, los padres tienen la obligación de: estar con el menor, cuidarlo, protegerlo, alimentarlo, educarlo, procurarles una formación, representarlos legalmente y administrar sus bienes.

El artículo 155 de Código Civil, establece una serie de obligaciones a los hijos/as. Esta viene enfatizada por la sentencia del Tribunal Supremo de 9 de julio de 2002:

  • Deber de obediencia: Los hijos deben obedecer siempre a sus padres mientras pertenezcan bajo su patria potestad. Obliga a cumplir una serie de órdenes lícitas, en caso de que no se cumplan puede llevar incluso a la desheredación.
  • Deber de respeto: Los hijos siempre deben respetar a sus padres, incluso cuando haya terminado la patria potestad. No hay que confundir con sumisión incondicional que anule la personalidad.
  • Deber de contribuir al levantamiento de las cargas de la familia: De forma equitativa, los hijos deberán contribuir al levantamiento de cargas familiares. Este deber se vincula a la convivencia en familia

¿Qué es la patria potestad prorrogada?

Esto se da en los casos en que el hijo hubiese sido incapacitado al llegar la mayoría de edad. Si el hijo está soltero, la patria potestad se rehabilitaría. Aunque tenga la mayoría de edad, todos los derechos y deberes que se han comentado antes, son aplicables. El artículo 171 CC, recoge la prórroga sobre la patria potestad en estos casos.

¿En algún momento puede cambiar esta circunstancia?

La prórroga se mantiene hasta que se produce una de estas situaciones:

  • Fallece uno de los padres
  • El hijo es adoptado
  • La causa que motivó la incapacidad cesa
  • El hijo contrae matrimonio

¿En qué casos se puede privar?

La privación tiene que ser establecida por un Juez y en su decisión pueden influir las siguientes causas:

  • Conducta indigna
  • Alcoholismo
  • Incumplimiento del deber de alimentar a los hijos
  • Drogodependencia
  • Malos tratos
  • Condena penal
  • Perturbaciones mentales
  • Ausencia de relación con los hijos

¿Qué criterios se siguen para asignar la custodia?

Cada caso es muy concreto, por lo que tan sólo podemos dar una aproximación de las pautas que siguen los tribunales en estos supuestos:

  • El interés de los menores
  • Informe psicosocial exigido por los Juzgados. Lo realizarán un psicólogo y un trabajador social, que entrevistarán a los padres y a los menores. Se observarán –principalmente- las reacciones de los hijos con respecto de los padres
  • El derecho de audiencia de los menores
  • El principio de no separar a los hermanos
  • La edad de los menores
  • El tiempo que disponen los progenitores
  • El lugar de residencia

En casos excepcionales, la custodia se la dará a un tercero (regulado por el artículo 103 del Código Civil). Esto se llevará a cabo cuando existan causas graves para el interés del menor.

Para que no haya ningún tipo de complicaciones (en caso de que las haya) siempre recomendamos la participación de un experto que examine el caso, tanto previamente como posteriormente. Lo principal, tal y como recoge la ley, es garantizar el bienestar del hijo/a.

Artículos relacionados

google-site-verification: google05150e0efee61185.html